Si es que se veía venir…