La mujer de Bárcenas no sabía nada.

La mujer de Urdangarín no sabía nada.

La mujer de Sepúlveda no sabía nada.

La mujer de Julián Muñoz no sabía nada.

La mía se entera de todo. Soy gilipollas.

Algunos personajes fueron a ver como estaban sus récords Guinness.

La primera en entrar fue Cenicienta, que al poco rato salió llena de alegría:
– Sigo siendo la más bella del mundo!

Después entró Pulgarcito, y a los pocos minutos salió todo contento:
– Todavía no hay nadie más pequeño que yo!

Luego entró Dumbo y salió feliz batiendo sus inmensas orejas:
– Yupi! Sigo siendo el único elefante capaz de volar

De repente entró Alí Babá escoltado por los 40 ladrones. A los diez minutos salió cabreadísimo exclamando:
– Quién coño es Mariano Rajoy y su puto equipo de gobierno!!!!????