Cuanta razón tiene este gatico…