Norma nº1 de las orlas: Nunca lleves una camiseta de “CANADÁ”