Hoy en parecidos razonables, Luka Guetta y David Modric