Esto es lo que hizo Nick Corrales, de 18 años, en un descanso de un partido de los Phoenix Suns. Demasiado impulso, sí. Pero es un crack.

Coméntalo!

You must be logged in to post a comment.