Y así es como se quedó tuerto vuestro tío Ginencio.

Coméntalo!

You must be logged in to post a comment.